Páginas vistas en total

jueves, 7 de febrero de 2013

ÁRBOLES DE NUESTROS BOSQUES: EL CASTAÑO

Flor de Castaño en el mes de Junio

 EL CASTAÑO



NOMBRE EN CASTELLANO: Castaño
NOMBRE EN ASTURIANO: Castañal o Castañar
NOMBRE CIENTIFICO: Castanea sativa







La primera de esta serie de entradas que vamos a publicar relativas a las especies que pueblan nuestros bosques, estará dedicada a uno de los árboles más representativos de nuestra flora: El castaño.

Castañas en fase de crecimiento

El castaño, es un árbol caducifolio de la familia de las fagaceas. Es un árbol frondoso,  de hojas lanceoladas, que crece entre el nivel del mar y aproximadamente los 800 metros de altitud. Puede alcanzar los 35 metros de altura. Su fruto. La castaña se encuentra en forma de cúpula rodeada de espinas que recibe el nombre de “arizo”.




Castañedo en Besapía.


Se ha venido aceptando tradicionalmente, que fueron los romanos los que introdujeron este árbol en la Península Ibérica desde su zona original, Asia Menor, pero recientes estudios arqueológicos, han datado restos de madera y polen de castaño con bastante anterioridad a la presencia romana en territorios peninsulares. Como en muchos concejos, estamos ante el árbol por excelencia en la forma de vida de nuestros ancestros. Podríamos hablar largo y tendido de esta especie y su fruto, pero nos limitaremos a citar unas líneas generales: principalmente su importancia radica en su fruto: la castaña. No hay que olvidar que antes de la introducción del maíz y la patata desde el nuevo continente, a partir del siglo XVIII en Asturias, es este fruto la piedra angular sobre la que se sustentaba la dieta del campesino de Tineo:

·         Por un lado su propio consumo.
·         Alimento de engorde del “gocho”.





Castañedo joven: El Baradal
 Las castañas, dependiendo de su variedad, se empezaban a recoger en octubre y su recolección se extendía en noviembre. Los árboles se vareaban “sacudían” con largas varas y existían dos formas de conservación. Por un lado las castañas recogidas fuera de su cobertera espinosa “castañas de bugayo”, que se colocaban en sacos encima de la “l.lariegas” donde se secaban al calor del hogar. Luego se comían cocidas o incluso en potajes ”potaxe de mondín”.

Por otro lado, la otra forma de conservarlas era dentro de su erizo “arizo”, cubiertas por la propia hoja del árbol en construcciones cerradas de piedra en mamposterías para defenderlas de posibles animales salvajes, tales como el jabalí. Estas construcciones reciben el nombre de “xoxas” y las castañas aquí conservadas “castañas axoxadas” frente a las secadas “castañas pilongas”.


Injertando un castaño en Moraos


La conservación de las castañas era fundamental, era un alimento básico. La llegada de los nuevos cultivos originarios del nuevo mundo supondrán una auténtica revolución del campo tinetense y la castaña progresivamente pasará a ser alimento del ganado de cerda, llevando incluso los animales a los montes para que se alimentaran en ellos. La castaña, es elemento básico en las celebraciones del otoño rural, con los “magüestos” donde este fruto es el alimento básico que se consume.Es a su vez este árbol la madera por excelencia en las construcciones de Tineo: hórreos, paneras, casas, “parreiros”... se construyeron con estos árboles. Incluso existe la creencia de que una panera se construyó entera con la madera de un único castaño, historia que roza la leyenda, pero nos muestra la importancia del árbol que tratamos. Antes de su recolección, con la llegada del otoño, los montes de castaño se limpiaban de hoja y esta se aprovechaba como cama de los animales domésticos y para la generación de abono.
 


Detalle de un injerto de castaño


El castaño es un árbol muy longevo que podía vivir durante siglos. Estos troncos de gran grosor y aspecto semiseco reciben el nombre de “caborno”, “cabornio” “cadul.lo”, “cachoupo”, “cadavar”, “cadaval” o “cazoyo”. Hoy en día no abundan como antaño, debido a la corta que sufrieron en los años 50 del siglo XX para obtener taninos utilizados en curtidoras. Tienen una gran importancia para la biodiversidad, ya que se tratan de refugios de muchas especies de mamíferos, aves o insectos que encuentran en sus huecos y cavidades unos lugares óptimos para su refugio o proceso de cría.





Castaño injertado en su segundo año: Luciernas
 El castaño joven sin injertar recibe el nombre de “pagano” o “pagana”, después de la corta de un castaño, el proceso regenerativo del árbol, hace surgir numerosos brotes de su pie, estos brotes, se seleccionan para conseguir nuevos castaños de cierto grosor con destino a la explotación maderera. Los brotes no seleccionados se usaban preferentemente para cierres de fincas, actividad que continúa realizándose hoy en día. Por supuesto, su leña se aprovechaban en los antiguos “l.lares” o “l.lariegas”, también sus ramas más delgadas, una vez secas, eran el combustible de los hornos de pan. Más recientemente, la leña de castaño nutre las cocinas o calefactoras de nuestras casas. De estos troncos jóvenes también se extraían finas láminas, “blingas”,  que los cesteros de la zona, “manegueiros”, usaban como materia prima en la elaboración de cestas, nasas de pesca u otros recipientes que estos antiguos artesanos realizaban en sus talleres.

Su floración, en finales de Mayo y el mes de Junio, sirve como alimento a las abejas y otros insectos, suponiendo una excelente materia prima para la riquísima miel del Concejo de Tineo.




el castaño es parte esencial en la construcción tradicional del Concejo

Castaño centenario: Berzana
 Quizás la última utilidad que podemos citar, aunque solo sea a modo de curiosidad, sea el uso de la corteza de brotes tiernos de castaño para la construcción de flautas y silbatos, que servían de juguetes para los niños de antaño. Como se puede observar, el aprovechamiento que nuestros ancestros realizaban del castaño, era total.

El castaño en otoño adquiere colores amarillentos que dotan al paisaje de una gran belleza
 El castaño se cultiva como árbol básico que fue en la dieta rural. El castaño se injerta con la clase de castañas más acorde con las condiciones climáticas del bosque o de las necesidades del cultivador. Las variedades localizadas en el municipio son numerosas: L.lambergas, Dorigas, Tempranas, Naveixas, Miguelinas, Gal.legas, Ovedanas, Culebreras, Rapucas, de Paganín…,  

Hoy en día, el cultivo y aprovechamiento del castaño es residual, a diferencia de otras zonas de España donde la castaña juega un papel importante en la economía local, en Asturias no se ha apostado por su cultivo y comercialización a pesar de contar con un enorme potencial. Si existe un aprovechamiento maderero de esta especie, pero en franco declive en el marco de la crisis económica que nos afecta.

Castañedo en invierno: Curriel.los


El castaño, genera en nuestro concejo paisajes de gran belleza y juega un papel muy importante en la biodiversidad de nuestro entorno.


 Esperamos que estas líneas os hayan acercado un poco más a este emblemático árbol de los montes de Tineo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario