Páginas vistas en total

miércoles, 21 de enero de 2015

ÁRBOLES DE NUESTROS BOSQUES: EL MADROÑO

Arbusto típico de nuestros bosques
NOMBRE EN CASTELLANO: Madroño

NOMBRE EN ASTURIANO: Arbedeiro, Borrachinero, Borrachin, berdeiro o bedeiro

NOMBRE CIENTIFICO: Arbutus unedo

Detalle de la floración
Estamos ante una planta arbustiva de entre 1,5 y 3 metros de altura, que en ocasiones adquiere porte arbóreo con alturas superiores a 10 metros. Su corteza es de color pardo y sus hojas lanceoladas, son de un color verde brillante en el haz y tonos más apagados en el envés. Es un arbusto característico de la zona Mediterranea pero que en Tineo lo podemos encontrar con relativa frecuencia hasta los 800 metros de altitud.

Es característico de suelos ácidos y pobres en nitrógeno, en nuestro municipio lo podemos encontrar en la mayor parte de valles formados por las cuencas del Narcea y del Esva, destacar las poblaciones que se encuentran en la zona de la Ruta del Esva, en Armayán, en el entorno del Río Yerbo, del Bárcena, Naraval o Navelgas.

Es un arbusto que florece en otoño o principios de invierno, con flores en racimos de color blanco o rosáceo  y su fructificación se produce al otoño siguiente, en el periodo comprendido entre octubre y diciembre. 

Los borrachinos, frutos del madroño
Su nombre científico viene a significar arbustillo de uno solo, en alusión a sus bayas. Estas bayas, que pueden alcanzar los dos centímetros de diámetro, de color rojo vivo, son ricas en azúcares y su ingestión abusiva, puede producir efectos semejantes a la embriaguez. Es por ello, la denominación latina de uno solo o el nombre asturiano de borrachín o borrachinero.

Estos frutos, debido a su época de fructificación, son muy apreciados por la fauna, ya que encuentran un recurso alimenticio en una época en el que escasean. Tradicionalmente el habitante de nuestro territorio ha consumido los borrachinos en fresco. Otras aplicaciones de la fruta son mermeladas, confituras o incluso licores a base de macerar los frutos en orujo. 

Su presencia aumenta los recursos alimenticios de nuestra fauna
Su madera es dura, de color rojizo, apreciada para la fabricación de mangos de herramientas u otros utillajes del campo tinetense. Especialmente, se apreciaba su tallo y raíz para la fabricación artesanal de carbón vegetal y dentro de sus utilidades etnográficas, debemos destacar que antiguamente, se usaban para la fabricación de bolos de nuestra modalidad de Bolo Celta debido a la resistencia de su madera.


Es un arbusto perenne de gran belleza, tanto en su follaje como en su fructificación por lo que habitualmente también lo encontramos con funciones ornamentales en nuestros parques y jardines. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario